Saco de boxeo

Lo más importante es que sepáis que tipo de entrenamiento queréis realizar, a qué intensidad, con qué nivel de profesionalidad, cuán regularmente… Una vez lo sepáis podréis decidir cuál es el que mejor se adecúa a vosotros teniendo en cuenta que los siguientes en orden son los sacos más útiles para la práctica del boxeo. El saco pesado permite trabajar la pegada moviendo en torno a él. La pera nos permite mejorar coordinación y velocidad; si es de doble fijación también trabajaremos la precisión y los reflejos, el saco de pie es una alternativa para los principiantes o quienes tengan difícil taladrar en casa, el muñeco BOB permite entrenar con un enfoque más anatómico y el saco hinchable solo debe ser una opción para el entretenimiento pero no para el ejercicio del boxeo como deporte.

Encontramos muchas clases de sacos según el tipo de entrenamiento que queramos realizar con ellos. Los más conocidos son los sacos pesados que colgamos del techo, pero son sola una de muchas opciones que hoy conoceremos.

Nos vamos a quitar primero los más simpáticos. Los sacos de boxeo hinchables son únicamente un juguete y no deberemos contemplarlos si quiera como una opción para el entrenamiento de boxeo. Sin embargo muchos lo encontrarán un complemento ideal para las fiestas en el jardín o la piscina.

Saco de boxeo hinchable

⭐⭐⭐⭐

Valoración según mi experiencia

Para seguir tenemos a los muñecos de pie también conocidos como BOB. Estos muñecos están más destinados a la defensa personal que a los propios deportes de contacto. Con ellos podemos entrenar los golpes a zonas concretas del cuerpo con plena consciencia de la anatomía humana. Nos vendrán genial por ejemplo para Krav Maga o para finalizar una sesión de Muay Thai y clavar nudillos y codos de forma mucho más precisa en mentón, sién o caja torácica. Estos muñecos suelen tener un precio muy elevado pero suelen dar un toque de distinción inigualable en cualquier gimnasio de artes marciales.

Muñeco BOB

⭐⭐⭐⭐

Valoración según mi experiencia

En tercer lugar tendríamos la pera, siendo el saco para entrenar más ligero y su finalidad dista mucho de los sacos pesados. Con ella practicaremos la coordinación, velocidad, reflejos y precisión. Es un accesorio muy versátil ya que podremos colocarlo de varias formas para entrenar con distinto propósito y es por ello precisamente que distinguimos entre peras fijas y peras de doble fijación.

Pera de boxeo

⭐⭐⭐⭐

Valoración según mi experiencia

La primera es la clásica que veremos a los boxeadores golpeando extremadamente rápido haciéndola rebotar contra el soporte. La segunda es algo menos habitual. En este caso ataríamos la pera por arriba y por abajo respectivamente con una cuerda elástica que nos permitiera golpearla y esquivarla ininterrumpidamente.

Pera de boxeo doble

⭐⭐⭐⭐

Valoración según mi experiencia

Pasamos por fin a los sacos de boxeo pesados ya por todos conocidos y que requerirán siempre de un enganche superior para ser utilizados. En este caso las diferencias entre modelos radican principalmente en sus dimensiones, precisamente en su longitud y grosor .

El primer modelo conocido como saco banana es especialmente largo y muchas veces se coloca tocando el suelo. Os sonará haberlos visto con algún tailandés rabioso intentando deshacerlo a lowkicks. Y es que efectivamente son el modelo favorito para Muay Thai o Kickboxing ya que permiten golpear con las ocho extremidades sin problema.

Saco pesado Banana

⭐⭐⭐⭐

Valoración según mi experiencia

La segunda opción es un saco de boxeo más tradicional, más ancho y menos largo y no es más que el que hemos encontrado toda la vida en los gimnasios de boxeo y que permite ejecutar directo y crochet sin problema. Y sí, como podéis ver nos dejaríamos unos cuantos golpes por el camino pero no os preocupéis que hay más.

Saco pesado recto

⭐⭐⭐⭐

Valoración según mi experiencia

La tercera posibilidad viene con forma ovalada e incluso de pera gigante que aumenta radicalmente el grosor sin casi longitud. Esto los convierte en los sacos para ejecutar ganchos y uppercut de forma más cómoda y son el complemento ideal al modelo anterior. No debería faltar ninguno de los dos en cualquier gimnasio de boxeo. Dentro de esta modalidad encontrareis muchos nombres como saco de boxeo de maíz, saco de boxeo Wrecking Ball o saco de boxeo angular pero que solo son distintos nombres y formas para una misma funcionalidad a fin de cuentas.

Saco pesado curvo

⭐⭐⭐⭐

Valoración según mi experiencia

Con este último habríamos acabado los sacos pesados para volver de nuevo a los que están montados sobre un pie conocidos como guantes de boxeo de suelo o de pie. En este caso no será un muñeco lo que encontremos sobre el pie sino o bien una pera o bien un saco pesado. El primero será un saco de boxeo de pera de pie y tendrá un funcionamiento bastante similar a la pera de doble fijación salvo que esta vez contaremos con un pie estable y una barra móvil que permitirá a la pera oscilar uniformemente con cada golpe.

Saco de boxeo de pie (suelo)

⭐⭐⭐⭐

Valoración según mi experiencia

El segundo no será otra cosa que un saco pesado montado sobre un pie y por tanto lo más importante a la hora de decidirte por uno será cuanta potencia es capaz de asumir sin volcar.

Pera de boxeo con soporte

⭐⭐⭐⭐

Valoración según mi experiencia

¿Cómo hacer tu saco de boxeo casero?

La primera opción es la más básica y nos permite construir un saco de boxeo pesado colgante como los que ya hemos visto:

  1. Consigue una funda o fabrícala tu mismo cosiendo una pieza de piel natural o sintética suficientemente grande.
  2. Rellénala con el material que prefieras. Te aconsejo que uses arena por el precio y la efectividad.
  3. Tapa la parte superior. Si has fabricado la cubierta no estaría de más coser una cremallera para cerrar la tapa.
  4. Cuélgalo del soporte de saco de boxeo que elijas después de atornillar el mismo si corresponde.

En segundo lugar tenemos un clásico de los gimnasios Old School que consiste en un saco de boxeo de neumáticos. Necesitareis unos cinco neumáticos y una visita a la ferretería más cercana o bien a Amazon que probablemente salga más barato.

Hay incluso vídeos en los que se realizan sacos de boxeo con bases de dos neumático y cemento unidos a un tubo de PVC rodeado de una alfombra. Mi opinión es que todo esto puede resultar muy entretenido de hacer pero debéis tener cuidado y sin duda si podéis permitíroslo comprad un saco de calidad y ahorraros lesiones innecesarias.

Cubierta de sacos de boxeo

A la hora de elegir nuestro saco profesional de boxeo es muy importante que valoremos el material de que está hecho. En concreto para los sacos colgantes o pesados y los de pie o suelo, ya que el resto suelen ser siempre del mismo tipo de material. En las cuatro fotos de a continuación encontraréis los distintos materiales en orden de calidad. No olvidéis que cuanta más calidad más precio y valorad si tenéis pensado darle un uso intensivo y profesional o solo es un pasatiempo.

Saco de boxeo de cuero natural

Saco de boxeo de piel sintética

Saco de boxeo de vinilo

Saco de boxeo de lona

La cubierta es básicamente la capa que separa nuestros guantes del relleno del saco. Encontraremos principalmente tres tipos de cubierta: cuero animal, piel sintética, vinilo y lona.

Como siempre el cuero animal será la mejor opción ya que reproduce con total fidelidad la piel del rostro humano. Esta calidad nos permite incluso entrenar sin guantes (aunque no debemos hacerlo nunca) sin consecuencias directas para los nudillos. El cuero además de flexible es altamente duradero por su resistencia a sudor e impactos y nos garantizará que el saco que compremos con este material durará muchos años con un cuidado adecuado.

Saco de boxeo de cuero RDX

⭐⭐⭐⭐

Valoración según mi experiencia

La piel sintética hoy en día ofrece una competencia muy digna al cuero animal. En muchas ocasiones se nos hará difícil distinguirlos ya que el cuero PU (otro nombre para la piel sintética) ha pasado por muchos procesos hasta llegar a ser de la calidad que podemos encontrar hoy. Cabe decir que aunque la polipiel puede recibir tratamientos antimicrobianos, tener alta transpirabilidad o resistencia a la abrasión… siempre debes decantarte por el cuero natural antes.

Saco de boxeo de piel sintética

⭐⭐⭐⭐⭐

Valoración según mi experiencia

Llegamos al vinilo y debes saber que no es una opción a la altura de las anteriores en ningún caso. Por mucha gran marca que lo ofrezca, el vinilo es de baja calidad y únicamente permite abaratar los costes para ofrecer sacos de menor precio. Sin embargo esta rebaja viene a costa de sacrificar calidad y durabilidad de una forma drástica.

Finalmente llegamos a la lona que es sin duda la peor opción así como la más económica en la mayoría de los casos. La lona es un material peligroso si tenemos pensado dar patadas o golpear sin protecciones ya que en pocos golpes sufriremos las primeras lesiones cutáneas. La única ventaja de este material es que tiene mejor aguante al agua que la piel y el vinilo, lo que lo convierte en una opción atractiva y económica para los que solo quieren colgarlo en el jardín para jugar de vez en cuando.

Saco de boxeo de lona

⭐⭐⭐

Valoración según mi experiencia

Relleno de sacos de boxeo

Saco de boxeo de arena

Saco de boxeo de fibras o tejidos

El relleno es uno de los puntos fundamentales ya que determinará el grado de absorción de los impactos. Existen diferentes materiales con los que se puede rellenar los sacos de boxeo. Principalmente serán arena, fibras o tejidos y agua. Cada uno de ellos ofrece una resistencia al impacto distinta y por ello es necesario conocer cuál es la que mejor nos viene.

La arena nos permitirá crear sacos más densos y por tanto más duros. Es la opción adecuada para quienes desean curtirse y practicar su máxima potencia al golpear.

Saco de boxeo Spider base de arena

⭐⭐⭐⭐⭐

Valoración según mi experiencia

Las fibras por otro lado siguen dando sacos duros aunque menos que la arena. Es importante tener en cuenta que según como rellenemos el saco con ellas variará la forma, aguante y capacidad de deformación del saco. Si por ejemplo queremos practicar las patadas bajas o lowkicks tendremos que compactar la parte inferior del saco agrupando cuantos más tejidos para aumentar su resistencia y evitar que con los golpes sufra cualquier tipo de deformación.

Saco de boxeo de agua

⭐⭐⭐

Valoración según mi experiencia

Por último tenemos los sacos de agua con características muy peculiares. Encontramos sacos de este tipo principalmente para entrenar los ganchos y uppercuts. Se tratan de una opción especialmente recomendable para aquellos con cualquier tipo de lesión articular, incomodidad en el golpeo o para los púgiles que estén en algún proceso de rehabilitación. Esto se debe a que los impactos en los sacos de agua son absorbidos de una forma mucho más progresiva y salubre para el cuerpo. Esto tiene repercusiones muy positivas a nivel articular como hemos dicho pero no deberán ser la única opción para quienes quieran entrenar con fines más funcionales.

¿Cómo rellenar el saco de boxeo?

Para rellenar un saco de boxeo debemos tener en cuenta principalmente el tipo de saco y el relleno que tiene. Hay distintos materiales con los que se puede rellenar un saco de forma «casera»: ropa vieja, serrín, arena, harina, arroz, virutas de caucho, corcho granulado, agua… e incluso mezcla de algunos de ellos.

Es importante el tipo de saco ya que las peras de boxeo o los sacos de boxeo hinchable están rellenos de aire y la forma de rellenarlos es o bien soplando o bien con una bomba de aire. Los sacos de pie o los muñecos BOB cuentan con bases que impiden que vuelquen con cada golpe. Estas bases se rellenan con arena o bien con agua generalmente. Pero podéis rellenarlo con cualquier material que pese suficiente para mantenerlo inamovible, por ejemplo con cemento para los casos en los que no se vaya a mover de un mismo sitio.

Llegamos a los sacos más comunes que son los sacos pesados o colgantes y con los que hemos de tener algo más de cuidado. Hay distintos tipos de sacos de estas características. Hoy en día la mayoría de sacos de calidad cuentan con una pieza de espuma de alta densidad cilíndrica que separa la cubierta del saco del propio grueso del relleno. Cuando abramos la parte superior del saco encontraremos un hueco central donde podemos volcar el contenido que hayamos elegido.

Sin embargo en los sacos de peor calidad encontraremos directamente el relleno sin esta protección. Digamos que sería tan fácil como coger la cubierta y rellenarla con el material directamente. Pero la cuestión es qué materiales, en qué orden y cómo mezclarlos. Para este tipo de sacos podeis usar cualquier material de los que mencionamos antes salvo obviamente el agua. Los tejidos con el paso del tiempo tenderán a acumularse en el fondo y absorberán la humedad lo que deformará el saco y empeorará su estado. Por otro lado deberíamos barajar con cuidado la harina o el arroz ya que el precio es más elevado y no nos aporta nada que no nos de la arena o el corcho granulado.

Sabiendo todo esto ya sabéis como rellenar vuestro saco de boxeo sea del tipo que sea. Mi consejo personal es que si tenéis playa cerca, la arena es un buen aliado y si os pilla lejos y no os preocupa demasiado el peso o la forma del saco podréis aprovechar la ropa vieja que se acumula por casa.

Tamaño de sacos de boxeo

A la hora de elegir el tamaño del saco podemos valorar tanto sus dimensiones como su peso. Las dimensiones determinarán principalmente el tipo de entrenamiento que realicemos con él. Un saco más largo será mejor para Kickboxing y para lanzar patadas a distintas alturas (saco banana) pero un saco más corto es más común para el boxeo tradicional.

Saco boxeo hinchable para niños

⭐⭐

Valoración según mi experiencia

En cuanto al peso deberemos tener en cuenta principalmente nuestro propio peso corporal. Hay una norma no escrita que dice que el saco debe pesar la mitad que el luchador. Así para un luchador de 70 kilos bastaría con un saco de 35 kilos, sin embargo hay que tener en cuenta más factores.

Aquellos boxeadores que tengan más pegada de lo normal notarán que necesitan sacos más pesados para entrenar que los de la norma anterior. Cuánto más pesa el saco más fuerza es capaz de absorber y por tanto menos balanceo sufriremos en cada golpe. De esta forma conforme vayamos entrenando y adquiriendo la técnica correcta acabaremos necesitando sacos más pesados si queremos trabajar con una alta intensidad de pegada.

Saco de boxeo muñeco

⭐⭐⭐⭐⭐⭐

Valoración según mi experiencia

Ahora bien, esto se aplica a los sacos pesados. Obviamente la pera no tendrá que pesar la mitad que tú o sería algo complicado conseguir algún rebote. En el caso de peras, sacos de pie o muñecos no debes tomar en consideración el peso pues su función en el entrenamiento es ajena a la pegada. Todos ellos sirven para mejorar velocidad, coordinación o puntería pero nunca la intensidad de tus golpes. Aun así si será importante que los regules todos ellos a la altura adecuada para poder trabajar cómodamente con tus medidas.

Guantes de boxeo

¿Quieres encontrar los mejores guantes de boxeo para tu físico y tu entrenamiento? Si quieres saber todo acerca de ellos, encontrar las mejores ofertas o leer alguna de nuestras reseñas antes de decidirte por alguno esta es la página adecuada…

Leer más

Mostrando 1–60 de 215 resultados